Óscar Fernández ha destacado la “gran oportunidad” que supone su llegada al Unión Popular de Langreo. El gijonés ha admitido que tuvo “varias opciones” este verano, pero la que más le convenció fue la del conjunto langreano. “Es un club muy reconocido en Asturias, y del que están saliendo muchos jugadores al fútbol profesional en las últimas temporadas”, ha apuntado.  

Éstas han sido las primeras palabras del nuevo delantero del Unión Popular de Langreo, que ayer compareció ante los medios de comunicación junto a Joaquín Barrios. El director deportivo reconoció que su gran adaptación a la categoría y “la comunión que tuvo con el gol” fueron dos factores decisivos para que el club se lanzase a por su contratación. “Para nosotros es un jugador con un perfil idóneo. Puede jugar de delantero, por fuera y de segundo punta. Es versátil y potente, y también maneja las dos piernas”, ha destacado. Joaquín también ha incidido en la “ilusión” que tuvo Óscar para llegar a Langreo, un entorno “ideal” para un jugador que llega “con mucha hambre”.

Algo que también ha admitido el propio jugador. “Vengo con mucha confianza para hacer las cosas lo mejor posible”, ha asegurado. El gijonés espera mantener el gran momento de forma que demostró en el tramo final de la pasada campaña. “Es verdad que la última parte me salió muy bien”.

No obstante, Óscar no ha querido marcarse ninguna cifra goleadora para su segunda temporada en la categoría. “No me marco ninguna meta, todo llega con trabajo”, ha declarado. Con esa filosofía espera aportar mucho al Unión Popular de Langreo, «un club que está haciendo las cosas muy bien en los últimos años, que tiene una estructura muy profesional, y que garantiza oportunidades a la gente joven como yo”, ha apuntado.

Éste ha sido otro de los motivos por los que se ha decantado por el conjunto langreano, donde espera encontrarse “una gran familia” con la que seguir progresando en su carrera futbolística.